Bizcocho Bundt de whisky y arándanos

Esta noche nos hemos arreglado y fuimos a ver la procesión, media horita después estaba lloviendo a cántaros. Mis sobrinas iban de anderas por primera vez, pobrecitas, se dieron la vuelta y a paso ligero de vuelta a la capilla con el santo a costas. Nosotros 5 de vuelta a casa y a cenar empanadillas, que se ve que es la comida típica de semana santa en Jumilla.

Vi esta receta en El Rincón de Bea hace un tiempo e intenté hacerla ya una vez, la tengo archivada en mis desastres, pero como no me doy por vencida casi nunca, volví a hacerla y aquí está el resultado. Bea la hace con Bourbon y chocolate, yo la hago con whisky y arándanos, la haría con chocolate, pero el chocolate nunca aguanta en casa más de una hora, jiji. Ella sacó esta receta de un libro, yo de su blog, y se lo agradezco muchísimo ya que estos bizcochos están buenísimos, son muy concentrados, muy compactos, muy humedos, muy de todo, en casa nos encanta.


Cesta de la compra:
250 g de mantequilla
300 g de azúcar
420 g de harina normal
1/4 tea spoon de bicarbonato sódico (es lo que pone en mi cuchara medidora, corresponde a c.c.)
1/2 c.c. de sal
250 ml buttermilk (lo encuentro en el Aldi)
2 c.c. de esencia de vainilla
4 huevos (Bea le añade también una yema, pero mis huevos son XXL)
60 ml de whisky (Bea le pone Bourbon)
200 g de arándanos pasas (Bea le pone pepitas de chocolate y nueces)


Engrasar el molde de bundt con mantequilla o con spray desmoldante.
Tamizar la harina, el bicarbonato y la sal.
Mezclar el buttermilk, el whisky y la esencia de vainilla.
Echar los arándanos en un tazón, añadirles 2 c.s. de la mezcla del buttermilk y unos 30 g de la mezcla de la harina. Mezclar bien. De esta forma se quedarán por el medio del bizcocho en vez de irse al fondo de la masa (recomendación de Bea).
Batir la mantequilla y el azúcar hasta conseguir que blanquee y que quede esponjoso. Unos 5 minutos.
Añadir los huevos batidos uno a uno, a velocidad baja. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.
A velocidad baja y con la pala mezcladora, añadir un tercio de la mezcla de la harina, la mitad de la mezcla del buttermilk, otro tercio de harina, la otra mitad del buttermilk y terminar con la harina.
Quitar la pala y echar la mezcla con los arándanos, repartir con una lengua para que se mezclen bien.
Echar esta mezcla en el molde bundt engrasado, todo de un lado, la mezcla se reparte sola por el molde. Dar golpecitos al molde, sobre un trapo, para quitar cualquier burbuja de aire que se haya podido formar.
Meter en el horno precalentado a 170ºC aproximadamente unos 50-60 minutos, o hasta que al pincharlo con una brocheta salga limpia.
Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos. Pasado este tiempo desmoldar boca a abajo y dejar enfriar sobre una rejilla.


Et voilà.
Bon appétit.

Post Scríptum:
Si no podéis conseguir buttermilk, se puede hacer una versión casera echando 1 cucharada de zumo de limón a 250 ml de leche y dejándola reposar 10 minutos.
Bea Tiene en su blog un fantástico paso a paso para los bundt, no dejéis de verlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada